Twitter hizo valer su ley en contra de los mensajes violentos y cort贸 la cabeza de David Duke.

YouTube ya hab铆a cancelado la cuenta de este hombre el mes pasado.

Estados Unidos vive una etapa tensa debido a la presi贸n que existe de eliminar los mensajes de odio en redes sociales.

David Duke no podr谩 regresar jam谩s a Twitter para promover sus discursos de odio en contra de minor铆as 茅tnicas. La raz贸n es que la red social del pajarito azul decidi贸 suspender de manera permanente la cuenta de este supremacista blanco 鈥減or violar las Reglas de Twitter sobre conductas de odio鈥, dijo un portavoz de Twitter en un comunicado.

Twitter proh铆be todo tipo de publicaciones que promueven la violencia o las amenazas de violencia contra las personas en funci贸n de su religi贸n, raza u origen 茅tnico. La cuenta de David Duke, fundador y ex Gran Drag贸n de los Caballeros del Ku Klux Klan, una organizaci贸n que promueve la supremac铆a blanca, de 1974 a 1978, estaba en blanco el jueves, reemplazada por un mensaje que dec铆a que la cuenta hab铆a sido 鈥渟uspendida permanentemente鈥. El KKK es el grupo supremacista blanco m谩s antiguo de Estados Unidos: sus ra铆ces se remontan al per铆odo de Reconstrucci贸n en el Sur que sigui贸 a la Guerra Civil.

David Duke: Un hombre de mala reputaci贸n

Duke se uni贸 a Twitter en 2009 y a partir de ah铆 congreg贸 a 53 mil seguidores que simpatizaban con sus ideas racistas y sus mensajes donde incitaba a cometer actos de violencia en contra de grupos 茅tnicos a los que consideraba inferiores. Igualmente constantes eran sus ideas antisemitas, antiinmigrantes y antihomosexuales. Twitter ya lo ten铆a en la mira, pero ha sido apenas que ha tomado la decisi贸n de frenar sus discursos y alejarlo para siempre de su plataforma, en una muestra de coherencia con sus reglas y principios.

Tambi茅n lee:

Phishing, el ataque que hacke贸 a Twitter: 驴Qu茅 es y c贸mo puede tu empresa ser una v铆ctima?

驴Qu茅 es Twitter Premium? Lo que debes saber

Otras redes sociales, como YouTube, ya hab铆an tomado la decisi贸n de suspender la cuenta de este hombre el mes pasado, ya que tambi茅n violaba sus reglas internas que prohiben los discursos de odio en contra de otros grupos humanos. Diversos medios de comunicaci贸n han descrito a Duke como un tipo que 鈥渟e ha construido una reputaci贸n a nivel internacional como el rostro m谩s extremo del nacionalismo blanco de los Estados Unidos y un pseudo acad茅mico del antisemitismo鈥.

Un presente confuso

El presente de los Estados Unidos es el de una naci贸n preocupada por erradicar signos de violencia y racismo, que todav铆a siguen siendo parte de su realidad. En este sentido, las redes sociales tienen una gran responsabilidad de su lado al ser espacios donde estos discursos han encontrado una regulaci贸n a menudo difusa que permite que sigan proliferando, aunque ya se est谩 trabajando en ello debido a la presi贸n p煤blica.

Ejemplo de ello es el boicot ocurrido hace un mes a Facebook, en el que marcas de prestigio como Coca-Cola, Dermatonics, Puma y Reebok retiraron sus anuncios como reclamo ante la falta de una claridad en la regulaci贸n de las pol铆ticas de odio en dicha red social. Todo ello fue un movimiento organizado por Free Press y Common Sense, junto con las organizaciones de derechos civiles de Estados Unidos Color of Change y la Liga Antidifamaci贸n. De esta uni贸n deriv贸 la campa帽a Stop Hate for Profit como reclamo ante la muerte del ciudadano George Floyd, un hombre afroamericano que falleci贸 a manos de la polic铆a en Minneapolis, Estados Unidos.

Ver el art铆culo original