¿Cuánto te gustó esta noticia?
(Votos: 0 Promedio: 0)

El New York Times (NYT) presentó una demanda en contra de OpenAI y Microsoft por la violación de derechos de autor y el uso no autorizado de contenidos para entrenar las tecnologías de inteligencia artificial.

La demanda fue presentada en el Tribunal Federal de Distrito de Manhattan; el litigio marca un momento crucial en la relación entre las grandes editoriales y las empresas de tecnología que lideran en inteligencia artificial (IA).

Las razones de NYT

El corazón del conflicto radica en el uso de los artículos publicados por el NYT para entrenar chatbots automatizados, como ChatGPT.

Estos bots, que ahora compiten con el NYT como fuente de información, han suscitado preguntas sobre los límites legales de la IA generativa.

El Times, un pionero en el modelo de negocio del periodismo en línea, ve esto como una explotación indebida de su inversión en periodismo de calidad.

OpenAI, valorada en más de 80 mil millones de dólares, y Microsoft, con una inversión de 13 mil millones de dólares en OpenAI, están en el centro de esta disputa.

La demanda del Times no especifica una suma monetaria pero exige responsabilidades significativas por “miles de millones de dólares en daños legales y reales” debido a la “copia y uso ilegal” de sus trabajos.

“Los demandados buscan aprovecharse de la enorme inversión que ha hecho el Times en su periodismo”, señala el diario en su demanda.

De acuerdo con lo reportado por NYT, hasta el momento el equipo legal de OpenAI no ha dado una postura sobre la demanda del periódico.

La pelea por el derecho de autor, capítulos previos

Si bien The New York Times (NYT) es la primera gran organización mediática que demanda por la violación del derecho de autor por el uso de sus contenidos en el entrenamiento de un chatbot, ya han existido precedentes de creadores que han levantado la voz sobre las implicaciones del uso de la IA y sus obras.

La industria creativa en su conjunto ha mostrado preocupación por el uso no compensado de propiedad intelectual por parte de sistemas de inteligencia artificial. Desde actrices como Sarah Silverman hasta novelistas como Jonathan Franzen y John Grisham, han surgido demandas contra el uso de sus obras para entrenar programas de IA.

La agencia Getty Images también se ha unido a esta batalla, demandando a una empresa de IA por generar imágenes con base en material protegido por derechos de autor.

De manera paralela hay medios como The Associated Press y Axel Springer que han llegado a acuerdos con OpenAI para el empleo de sus contenidos en el entrenamiento de ChatGPT.

Los alcances del caso NYT vs ChatGPT

El debate sobre los límites de la ley de derechos de autor en el contexto de la IA es cada vez más relevante. En un mundo donde la tecnología puede imitar el lenguaje humano y crear contenido complejo, los desafíos legales y éticos son inminentes.

El caso del NYT contra OpenAI y Microsoft representa un punto de inflexión en la intersección de los derechos de autor, el periodismo y la inteligencia artificial. Con el aumento de la IA en la creación de contenido, la industria de las noticias enfrenta retos sin precedentes.

La resolución de esta demanda podría sentar un precedente importante no solo para el NYT y otras organizaciones de noticias, sino también para el futuro de la IA en la creación y distribución de contenido digital.

Mientras el mundo observa cómo se desarrolla esta batalla legal, queda claro que estamos en la cúspide de una nueva era en la relación entre los derechos de autor y la tecnología. Los resultados de este caso podrían redefinir no solo cómo se utiliza el contenido protegido por derechos de autor para entrenar IA, sino también cómo se valora y protege la propiedad intelectual en el siglo XXI.

LEE TAMBIÉN. ¿La rebelión de las máquinas? Robot de Tesla ataca con violencia a ingeniero

⇒ SUSCRÍBETE A NUESTROS CONTENIDOS EN GOOGLE NEWS

Ver el artículo original

¿Cuánto te gustó esta noticia?
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Hazlo VIRAL ahora! 🚀🥇