¿Cuánto te gustó esta noticia?
(Votos: 0 Promedio: 0)

  • McDonald’s en Noruega busca cambiar la percepción de consumir sus productos solo en el restaurante o en el automóvil.
  • Rediseñó sus bolsas en obras de arte minimalistas.
  • La transformación de envases de marcas líderes, como Coca-Cola, Starbucks y Oreo, no es única; este enfoque de “packaging en movimiento” busca destacar la actividad constante de la marca.

 

En un esfuerzo por destacar la comodidad de disfrutar de sus productos desde casa, McDonald’s en Noruega avanzó en un nuevo concepto de packaging.

La cadena de comida rápida estadounidense reconvirtió sus bolsas de comida para llevar en verdaderas obras de arte minimalista, creando una experiencia visual única para aquellos que optan por disfrutar de sus productos desde la comodidad de su hogar durante los fríos meses de invierno.

La estrategia de McDonald’s es clara: cambiar la percepción de que sus productos solo son ideales para ser consumidos dentro del restaurante o en el automóvil.

Ahora, con estas bolsas decoradas de manera especial, la marca busca transmitir la idea de que quedarse en casa y disfrutar de una deliciosa hamburguesa o papas fritas es igualmente atractivo.

McDonald’s con nuevas bolsas

Las bolsas, que habitualmente son simples soportes de papel marrón, fueron transformadas en piezas de arte. Ventanas oscuras adornan el diseño, creando una sensación de hogar y privacidad.

Una puerta, simbolizando la entrada al confort del hogar, se integra de manera sutil en la composición.

Por supuesto, no podría faltar el icónico arco dorado de McDonald’s, que atraviesa la escena, asegurando que la marca sea instantáneamente reconocible.

El equipo creativo detrás de esta campaña se esforzó por lograr un equilibrio perfecto entre la innovación artística y la identidad clásica de McDonald’s.

Como señalaron desde la agencia Nord DDB Oslo, “el arte debía complementar el diseño, pero sin exagerar”.

El objetivo principal fue asegurar que las bolsas McDelivery fueran fácilmente identificables como edificios, manteniendo al mismo tiempo la apariencia icónica que caracteriza a la marca.

El proyecto no se limita a las bolsas en sí; McDonald’s planea llevar esta experiencia visual más allá mediante publicidad en diferentes plataformas.

Desde redes sociales hasta activaciones fuera del hogar (OOH), la marca busca extender la visión artística a lo largo y ancho de Noruega durante toda la temporada invernal.

McDonald’s en Noruega busca cambiar la percepción de consumir sus productos solo en el restaurante o en el automóvil.

McDonald’s y la estrategia de packaging temporal

La transformación de las bolsas de McDonald’s en Noruega no es un caso aislado. Muchas marcas líderes en la industria han adoptado estrategias similares al cambiar temporalmente su packaging para generar un impacto específico en los consumidores.

Este enfoque de “packaging en movimiento” no solo busca captar la atención, sino también transmitir la idea de que la marca está activa, en constante evolución y sintonizada con las tendencias y preferencias cambiantes.

Coca-Cola, por caso, ha lanzado infinidad de veces ediciones limitadas de sus latas y botellas para celebrar eventos especiales, temporadas festivas y colaboraciones exclusivas. Estos cambios temporales no solo generan interés, sino que también se convierten en objetos de colección para los fanáticos.

Starbucks también es conocida por sus frecuentes cambios en el diseño de sus vasos y tazas, especialmente durante la temporada navideña.

Oreo ha lanzado múltiples ediciones limitadas con empaques exclusivos que coinciden con eventos culturales. Estos cambios temporales han demostrado ser efectivos para mantener el interés de los consumidores y generar expectación en torno a nuevos lanzamientos.

Ver el artículo original

¿Cuánto te gustó esta noticia?
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Hazlo VIRAL ahora! 🚀🥇