Durante la conferencia de esta mañana, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) emitido un comentario que puso en entredicho la reputación y las políticas de Twitter.

En su encuentro con los medios de comunicación, el mandatario acusó que el director de general de Twitter era panista y que esta aparente preferencia política definía las políticas de la red social a favor de esta corriente política.

Los antecedentes

Esta acusación cobró especial relevancia luego de que en ocasiones pasadas AMLO arremetiera en contra de ciertas decisiones y políticas implementadas tanto por Twitter como Facebook.

En mayo pasado, Andrés Manuel López Obrador, informó que pedirá rendición de cuentas a Facebook y Twitter sobre la compra de publicidad y el uso de bots dentro de su servicio.

El mandatario detalló que solicitará a estas dos grandes redes sociales una lista para conocer quiénes son sus clientes, cómo funcionan las campañas pagadas y si se utilizan cuentas artificiales (bots) para crear movimientos en su contra dentro del entorno online.

De esta manera, AMLO puntualizó que resulta necesario “pedirle a Twitter y ‘Face’ que nos expliquen cómo es que venden publicidad para bots, y además -sobre todo que rindan cuentas, que haya transparencia- cuánto ingresa a las empresas de México por compra de publicidad”.

Esta petición surge ante lo que, en diversas ocasiones, el presidente ha calificado como una campaña de desacreditación en su contra, tema que ha sido parte del discurso de López Obrador desde antes de las elecciones que le dieran el triunfo.

Twitter responde 

Ahora, ante las nuevas acusaciones emitidas por el mandatario, Twitter ha decidido responder a los comentarios que señalan a su director general, con un mensaje en el que busca dejar en claro que sus políticas de uso no responden a las orientaciones o preferencias de una sola persona sin importar el cargo que ocupe dentro de la organización.

A través de su cuenta oficial orientada al mercado mexicano, Twitter aseguró que “ninguna persona en Twitter es responsable, por sí sola, de nuestras políticas o acciones de cumplimiento, y es lamentable ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa”.

Adicional la marca precisó que los voceros solo comparten decisiones internas, al tiempo que resuelven dudas de los usuarios. Así la plataforma se ha enfocado en encontrar  talento “con una trayectoria relevante y diversa para cumplir de forma objetiva con los requerimientos de cada puesto”.

“Como hemos mencionado antes, reiteramos que seguiremos siendo transparentes en torno a nuestras políticas, la evolución de las mismas y su aplicación, a la vez que siempre cuidaremos por la seguridad de nuestros empleados”, concluyó la red social en su comunicado.

El fenómeno a la vista

Lo anterior es un claro ejemplo de cómo las redes sociales se han convertido en un importante músculo en la construcción de la democracia en el país.

Redes sociales como Facebook y Twitter son columna vertebral de los esfuerzos de comunicación del actual presidente, las cuales presuntamente tuvieron un rol más allá de la difusión de información en su camino a la silla presidencial.

Para muchos especialistas, de la misma manera que sucedió con Donald Trump o Barack Obama, los esfuerzos dentro de estos espacios de comunicación fueron determinantes para la victoria de AMLO en las elecciones presidenciales más recientes.

La trascendencia de las redes sociales en el panorama de la comunicación política obligaría a los estrategas en la materia a entender estos canales como algo más que un simple medio de difusión y amplificación de un mensaje.



Ver el artículo original

¡Hazlo VIRAL ahora! 🚀🥇